“¡Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres!” (Flp 4,4).

Verdaderamente tenemos grandes razones para alegrarnos: por Él y por su misericordia hecha vida en nosotros Dios quiere acercarse al mundo y consolar a todos porque «Dios es amor» (1 Jn 4,8.16), como afirma el evangelista Juan. Este amor se ha hecho ahora visible y tangible en toda la vida de Jesús. Su persona no … Sigue leyendo “¡Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres!” (Flp 4,4).

Tengamos un corazón bueno y grande como el de nuestro Padre Celestial

No estaría mal que hiciésemos un par de propósitos para vivir con sinceridad y realismo estas semanas de Cuaresma, para que nuestros deseos no se queden en simples buenas intenciones. Dios no quiere de nosotros renuncias por el mero hecho de hacer sacrificios, sino para vivir más. La palabra correcta es ‘podar’: Dios corta el … Sigue leyendo Tengamos un corazón bueno y grande como el de nuestro Padre Celestial