El corazón del hombre desea lo infinito, desea a Jesús

Estamos leyendo en las lecturas diarias de la Eucaristía el Evangelio según San Marcos. Los especialistas coinciden en afirmar que su estructura, brevedad y finalidad lo hacen ser como un pequeño catecumenado que quiere propiciar el encuentro progresivo con "Jesús, el Mesías, el Hijo de Dios" (Cf. Mc 1, 1). En el fondo todo el … Sigue leyendo El corazón del hombre desea lo infinito, desea a Jesús

“¡Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres!” (Flp 4,4).

Verdaderamente tenemos grandes razones para alegrarnos: por Él y por su misericordia hecha vida en nosotros Dios quiere acercarse al mundo y consolar a todos porque «Dios es amor» (1 Jn 4,8.16), como afirma el evangelista Juan. Este amor se ha hecho ahora visible y tangible en toda la vida de Jesús. Su persona no … Sigue leyendo “¡Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres!” (Flp 4,4).