“¡Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres!” (Flp 4,4).

Verdaderamente tenemos grandes razones para alegrarnos: por Él y por su misericordia hecha vida en nosotros Dios quiere acercarse al mundo y consolar a todos porque «Dios es amor» (1 Jn 4,8.16), como afirma el evangelista Juan. Este amor se ha hecho ahora visible y tangible en toda la vida de Jesús. Su persona no … Sigue leyendo “¡Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres!” (Flp 4,4).