Oremos por Nicaragua: “la fuerza de Dios se realiza en la debilidad”

A veces defender un criterio cristiano dentro de la política, la educación, la empresa parece fuera de lugar. Para algunos parece que todo se complica y que es muy difícil. Hablo también de los padres, responsables de la educación de sus hijos. Parece como que en muchos lugares evangelizados nos ha entrado como la apatía ante las palabras de Cristo. Otros hablan de cristofobia, lo cual adquiere connotaciones de ataque frontal, de persecución: no se puede hablar de Cristo, hay que ocultar la imagen de Cristo, quitar las cruces de la vista. Pero, ¿y nosotros, los creyentes? Sigue leyendo

Solemne Vía Crucis en Cádiz: hemos contemplado el amor de Dios

 

DhhrhEkXkAYIT67

Celebrar el Vía Crucis Solemne  en el Año Jubilar de esta Diócesis de Cádiz y Ceuta ha sido un tiempo de gracia en el que el que los fieles han mostrado su fervor, su devoción y su ánimo de ser apóstoles y evangelizar. Dios se ha hecho visible a través de una delicada belleza, mostrándonos su amor: “Dios es amor”. Se dejó atravesar por la lanza derramando para nosotros la sangre y el agua que nos dan la vida. Descubrir el amor infinito de Cristo es la respuesta concreta a nuestra sociedad, involucrada en un proceso sutil y prepotente de secularización y de ateísmo. «El costado traspasado del Redentor es la fuente a la que… debemos recurrir para alcanzar el verdadero conocimiento de Jesucristo y experimentar más a fondo su amor» BENEDICTO XVI. En este conocimiento descubrimos la escuela de amor de Dios, a través de su humanidad, de Jesús, el Maestro, que valora lo interior y la intención íntima, más que lo puramente exterior; que acepta y valora el sentimiento y los afectos; que enseña el amor generoso y educa el corazón en la humildad -contra todo orgullo y soberbia-, que habla a los hombres de hoy ayudándonos a vencer la superficialidad, la hipocresía o la violencia. Su propuesta de espiritualidad implica toda la existencia humana, más allá del sentimiento. Demos gracias a Dios porque a través de sus misterios mostrados y rezados con belleza en este fin de semana, nos cautiva con su amor y nos lleva por la vía santa de la caridad.

Te puede interesar:

“Cádiz vivió en sus calles la fiesta de la fe”, en la Web del Obispado

Solemne Vía Crucis Diocesano: su amor “nos hace superarnos a nosotros mismos, nuestro egoísmo y el individualismo.”

DE MI SALUDA OFICIAL POR EL SOLEMNE VÍA CRUCIS DIOCESANO, PUBLICADO POR EL SECRETARIADO DE HERMANDADES Y COFRADÍAS DE CÁDIZ Y CEUTA

“No dejemos pasar este Solemne Vía Crucis sin vivir junto al Señor su Pasión para experimentar en nosotros el consuelo de su entrega que nos abre paso a la vida resucitada. Cristo muere por todos. La redención rompe los muros que nos separan para lograr un solo pueblo. El nos saca de nuestros particularismos exclusivos para vivir en la comunidad que es su cuerpo. No se trata de un sentimiento de compasión superficial por la afrenta cruel hacia un hombre que recordamos. El Hijo de Dios hecho hombre se ha solidarizado con nuestra suerte, cura nuestras heridas, ha hecho suyas nuestras dolencias. Sigue leyendo

Ordenaciones en la Catedral: misericordiosos lejos de los tópicos, de la demagogia y del aplauso facilón

DE MI HOMILÍA PARA LAS ÓRDENES DE PRESBÍTERO Y DIÁCONOS EN LA CATEDRAL DE CÁDIZ EL 2 DE JULIO DE 2018

ordenaciones_11_01_07_18-1024x611

“Ejercitad con alegría y sincera caridad la obra sacerdotal de Cristo, buscando solo agradar a Dios y no a vosotros mismos o a los hombres, o a otros intereses. Esta caridad apasionada nos exige asumir de tal modo el evangelio que podamos consolar y curar al prójimo, es decir, hasta sufrir por el. Que esté siempre ante vuestros ojos el ejemplo diaconal de Cristo, Siervo de Dios, que ha experimentado el sufrimiento para salvar a los que sufren en este mundo. Sin cruz no encontrareis nunca al verdadero Jesús, y una cruz sin Cristo no tiene sentido. Seguid el ejemplo del Buen Pastor, que no ha venido para ser servido, sino para servir, no para quedarse en sus comodidades sino para salir y buscar salvar lo que estaba perdido. La caridad nos entrega al sufrimiento de los hombres, siempre necesitados de consuelo, hasta llevar sus cargas y compartir sus aflicciones. La misericordia, es siempre compasión. Sed, pues, misericordiosos, muy misericordiosos, pero lejos de los tópicos, de la demagogia y del aplauso facilón.”

Descargar y leer Homilía completa

Visitar Galería para ver más fotos

Ecclesia: “Ordenación diaconal y sacerdotal en la Diócesis de Cádiz y Ceuta”

Web del Obispado de Cádiz y Ceuta

Este verano, peregrinación a Covadonga y Liébana con la Pastoral Juvenil

Vacaciones: ¡un tiempo de nuevas posibilidades personales y pastorales! Son las peregrinaciones, los campamentos, los cursos de verano, etc. Es magnífico tener posibilidades que nos enriquecen y, de este modo, cambiar de actividad, de modo que el descanso esté unido a la creatividad, la formación y el crecimiento personal. Espero que podamos vernos en la Peregrinación Juvenil a Covadonga y Liébana 2018, del 23 de julio al 1 de agosto. Todavía puedes apuntarte. Te dejo el vídeo arriba y aquí toda la información para prepararte. Puedes animar también a los tuyos, pues será una gran oportunidad para disfrutar, crecer, aprender, pensar y evangelizar juntos, en Iglesia. Sigue leyendo

Año Jubilar: Dar gracias a Dios por tantas actividades que han marcado nuestra identidad diocesana y reforzado nuestra comunión

2017_Comision_Permanente_septiembre.jpgLos obispos nos reunimos estos días en la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española. Rezad por los frutos. También os llevo muy en el corazón. Comienza el verano y han quedado atrás experiencias muy valiosas a lo largo de este curso pastoral, por las cuales quiero que demos muchas gracias a Dios, Autor de todo bien: celebraciones, fiestas marianas, conferencias, actividades diocesanas y parroquiales, reuniones de trabajo, catequesis, y tantas otras más. No podemos olvidar el Jubileo Diocesano. Acabamos de inaugurar la exposición TRASLATIO SEDIS en la Catedral, de verdadero impacto en la vida cultural y social de Cádiz. Resulta muy interesante ver el eco que también tiene en la vida nacional. Es un motivo para dar gloria al Señor, pues testimonia la fe en una historia vivida y contada, de tantos y tantos cristianos que han pasado por siglos de nuestra historia real de Cádiz y Ceuta. Pero en este Año Santo Jubilar se han sucedido muchas más celebraciones, peregrinaciones, exposiciones, publicaciones, que han marcado nuestra identidad diocesana y fortalecido nuestra comunión. Recordemos las recientes celebraciones del Corpus o del Sagrado Corazón. También el Via Crucis preparado para el día siete de julio constituirá un nuevo momento de intensa devoción. Deseo y espero que durante los meses que faltan para la clausura del Jubileo en septiembre puedan beneficiarse muchos de la Indulgencia peregrinando a la Catedral. Os invito también a ver la exposición, en actitud de oración, contemplando con orgullo la obra de Dios en nuestra historia, para que podamos exclamar interiormente y manifestar sin titubeos: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres” (Sal 125). Otra vez… ¡ feliz verano!: un verano lleno del merecido descanso, y de la paz, el gozo y la caridad de nuestro Señor Jesucristo Resucitado. Que podamos vernos en las distintas actividades que se propondrán.

Te puede interesar:

Reserva plaza ya para la peregrinación Juvenil a Cobadonga y Liébana, ¡anima a tus conocidos, hijos, amigos….!

No tenemos ningún derecho a prescindir de nuestra misión, porque el mundo la necesita

509f3f7932293757241288bc40c855c3

San Juan Baustista Niño, Murillo

Celebrábamos ayer Domingo 24 de junio la Natividad de San Juan Bautista. Tuve la oportunidad de compartirlo con los peregrinos del Arciprestazgo de San Fernando que venían a ganar el Jubileo. Al dar gracias a Dios por el Bautista, precursor que abre camino a la alegría del mundo, parece como si el mismo santo nos diera un pase para vernos protagonistas de esta misión. También hemos sido elegidos desde toda la eternidad. No somos producto del azar, sino que hemos sido amados eternamente y llamados por nuestro nombre a la existencia y a la vida cristiana. Y por tanto a una vocación y una misión que tenemos que asumir si queremos ser fieles a la gracia bautismal recibida. Eso es exactamente el Año Jubilar, la peregrinación a la Catedral:  renovar la gracia del bautismo por la gracia del Jubileo, para poder responder mejor a la llamada del Señor. El Santo Padre nos lo dice en la exhortación sobre la santidad. Debemos asumir nuestra vocación para ser santos preocupándonos realmente de serlo, no teniéndola como meta inalcanzable, sin hacer nada, como si no fuera para nosotros. ¡Claro que se puede ser santo en medio del mundo, en la familia, en las diversas ocupaciones, relaciones, en el trabajo! ¡Cumpliendo tu misión!: vivir la caridad, con los necesitados, con todos, mostrando la verdad de Dios, que es la verdad del hombre, la defensa de la persona y de su dignidad, por encima de las ideologías y de un mundo que quiere vivir como si Dios no existiera. Sigue leyendo