La universidad y el deleite en la verdad encontrada

apertura_curso_seminario_1_04_10_18_980x375.jpgAyer inauguré el curso en el Centro de Estudios Teológicos San Bartolomé, en un Acto al que acudieron alumnos, profesores y la dirección y coordinación de las diversas iniciativas de estudio universitario que llevamos a cabo en la Diócesis de Cádiz y Ceuta. Siguiendo la Constitución Apostólica Veritatis Gaudium, hablando de la universidad católica, estamos en un momento oportuno para impulsar con profética determinación, a todos los niveles, un relanzamiento de la universidad católica en el contexto de una nueva etapa de la misión de la Iglesia, caracterizada por el testimonio de la alegría que brota del encuentro con Jesús y del anuncio del Evangelio. Dice el Santo Padre (VG n.3): “ha llegado el momento en que los estudios eclesiásticos reciban esta renovación sabia y valiente que se requiere para una transformación misionera de la Iglesia en salida”. Sigue leyendo

Cristo se hace nuestro, para que nos hagamos conformes a su imagen

obispo_merced_botafuegos_1_24_09_18-1024x923

Celebración en la Cárcel de Botafuegos de la festividad de Nuestra Señora de la Merced

Cuando seguimos a Cristo con fe, nuestro amor para con Él se vive como un intercambio, pero Su amor hacia nosotros supera al nuestro. Porque Él nos amó primero (1 Jn 4,19) y, con el ejemplo de amor que nos dio, se ha hecho para nosotros como un sello. Por el hecho de amarlo como Él nos ha amado nos hacemos parecidos a Jesús en muchas cosas, conformes a su imagen, abandonando esa imagen de hombre terreno que nos proporciona el mundo y sus intereses, para mostrar otra cara, la imagen del hombre celestial, la imagen que muestran los santos. Por esto nos dice: Grábame como un sello en tu corazón (Cantar de los Cantares 8, 6). Es como si dijera: “Ámame, como yo te amo. Tenme en tu pensamiento, en tu recuerdo, en tu deseo, en tu vida”. Su vida y su ejemplo no sólo es admirable, pues nos ha dejado un ejemplo para que sigamos sus huellas, sino que llega a hacerse nuestro.  Sigue el Cantar de los Cantares:

Porque es fuerte el amor como la muerte,
es cruel la pasión como el abismo.
Es centella de fuego, llamarada divina…

El mayor milagro: seguir a Jesús

inicio_curso_obispado_4_28_09_18-1024x611.jpg

Inauguración de Curso de la Curia Diocesana en el Obispado, 28 de septiembre de 2018

“Soy lo que soy por la gracia de Dios”, decía San Pablo. Conozco creyentes que necesitan milagros para creer y aquellos a quienes el milagro no añade nada a su fe; más aún, casi les supone una dificultad. Pero, como hay muchos tipos de milagros, lo que hay que hacer es abrir bien los ojos, también para vernos a nosotros mismos, porque muchos milagros se dan en nosotros. La verdad es cada uno nosotros somos un milagro, venimos del milagro y estamos hechos por milagros. Nuestra vida y nuestra fe se deben a regalos que Dios nos hace sin mérito por nuestra parte. Los vemos cuando recuperamos esa sabiduría inocente capaz siempre de cautivar y que nos llena de alegría. A veces no se trata de fenómenos llamativos ni extraordinarios, sino la posesión pacífica de lo mejor de la vida que nos ha sido dado. Sigue leyendo

“Evangelizar no es una opción, sino un camino de santidad para nosotros y de plenitud para el mundo”

La evangelización no es algo opcional. Recordemos que “la Iglesia peregrinante es misionera por naturaleza” (Ad Gentes n.2). La Iglesia nos urge a pasar de una pastoral de mantenimiento –centrada en conservar lo que se tiene, algo que ya prácticamente no se consigue— a una pastoral de evangelización, reconociendo que evangelizar es hacer discípulos misioneros, como nos recuerda siempre el Papa Francisco. Después del indispensable primer anuncio hace falta un discipulado, un proceso para seguir profundizando en la fe. Por ello es especialmente importante revalorizar las parroquias, y emprender en equipo corresponsablemente la conversión pastoral a la que nos llama la Iglesia. Sigue leyendo

Debemos mostrar al mundo los beneficios de la gracia de la salvación que nos da Jesucristo

31509972_2367276396631883_2314639939754524672_oEn la  Carta Pastoral que he escrito al inicio de este curso 2018-2019, he querido recordar nuestras metas y las propuestas más interesantes para trabajar, no sin antes dar gracias a Dios por el Jubileo Diocesano que acabamos de clausurar, pues nos ha hecho experimentar una fuerte renovación interior que ha fortalecido nuestra fe y los vínculos de comunión eclesial, lo cual redundará en una vida cristiana mas viva y entusiasta y en una misión evangelizadora más eficaz y testimonial. Hemos recibido un nuevo aliento del Espíritu Santo para renovar nuestra pertenencia a la Iglesia con sentido de comunión, renovando en nosotros la llamada del Señor a una vida nueva y santa, a una conversión que acrecienta en los fieles las virtudes sobrenaturales de la fe, la esperanza y la caridad. La comunión con el Señor es la fuente y el dinamismo para la comunión con nuestros hermanos. Sigue leyendo

La espiritualidad del Corazón de Jesús marcará nuestra andadura apostólica

sagrado-corazon-jesus-peru-catolicoEl curso que comenzamos ahora va a estar marcado especialmente por la espiritualidad del Corazón de Cristo, para conmemorar el centenario de la consagración de España al Corazón de Jesús (1919-2019). La espiritualidad del Corazón de Jesús hace de nuestra vida una ofrenda permanente con todas sus obras y proyectos; nos invita permanentemente a la adoración de Cristo en la Eucaristía, participando en la comunión eucarística y cuidando la frecuencia del sacramento de la penitencia. Puesto que el pecado ha roto la armonía del hombre con su Creador y su Redentor, nos introduce continuamente en una actitud reparadora: toda nuestra vida se convierte en un culto de alabanza a Dios y en actos permanentes de reparación por nuestros pecados y los del mundo entero. Es una espiritualidad del amor, único motor que ha movido a Dios y que hoy puede mover la historia de la humanidad, hasta instaurar la civilización del amor, convirtiendo los corazones y las estructuras del egoísmo al amor. Es sintonizar con el amor infinito de Dios, con su corazón, para recrear el mundo.  Sigue leyendo

Clausuramos el Año Jubilar en Cádiz y nos adentramos en la espiritualidad del Corazón de Cristo

clausura_jubileo_7_14_09_18-1024x683

Junto con el Cardenal Mons. Fernando Sebastián, sacerdotes y fieles diocesanos, clausurando el Año Jubilar en la S. A. I. Catedral de Cádiz

Acabamos de clausurar el Jubileo Diocesano en Cádiz, que nos ha colmado de dones del Señor durante el curso pasado. Demos gracias a Dios por nuestra Iglesia Diocesana y todas las gracias recientemente recibidas. Hemos percibido con toda su fuerza el regalo de la Iglesia que peregrina en esta tierra nuestra y lo hemos expresado peregrinando a la Catedral. Nuestra predicación, catequesis y reflexión han centrado nuestro corazón en su misterio de comunión para la misión. El curso que comenzamos ahora va a estar marcado especialmente por la espiritualidad del Corazón de Cristo, para conmemorar el centenario de la consagración de España al Corazón de Jesús (1919-2019). En efecto, a través de la Iglesia, entramos suavemente en el Corazón de Cristo para aprender a amar como él nos ama, en un amor permanente de entrega que nos llena y nos satisface, porque la espiritualidad del Corazón de Cristo es una espiritualidad del amor de Dios en nosotros, del amor nuestro a Dios y del amor nuestro al prójimo al estilo de Jesús. Sigue leyendo