El Sagrado Corazón no es una “devocioncilla” de la que se pueda prescindir sin más

Santo Tomás introduce la mano en el costado de Jesús_ Caravaggio (1601)Hoy viernes es el día del Sagrado Corazón de Jesús, al que tradicionalmente queda consagrado todo el mes de junio. El Sagrado Corazón es el símbolo de la fe cristiana particularmente apreciado tanto por el pueblo como por los místicos y teólogos, porque expresa de modo sencillo y auténtico la “buena nueva” del amor, y resume en sí el misterio de la Encarnación y de la Redención. Sigue leyendo

¿Experimento que la Eucaristía me transforma en Jesús, y me hace pensar, sentir y amar como Cristo?

MI HOMILÍA EN LA SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI 2017

corpus_1_web_18_06_17

Queridos hermanos, Pueblo Santo de Dios:

Nos convoca Cristo para celebrar con toda solemnidad la fiesta del Corpus Christi. Es un día para adorar al Señor y confesar públicamente con los labios y el corazón la fe en Jesucristo, Hijo único de Dios, centro y clave de todo lo creado, raíz de nuestra esperanza, fundamento último para el edificio del mundo y de la sociedad, piedra angular de la Iglesia. El día de Corpus los cristianos celebramos gozosos la presencia real del Cuerpo de Cristo en la Eucaristía y recorremos las calles y las plazas de nuestros pueblos y ciudades adorando al Santísimo Sacramento del Altar, en el que está real y verdaderamente presente Cristo vivo, el “Amor de los amores” entregado por nosotros. Cristo vive para siempre y está realmente presente con toda su persona y su vida, con todo su misterio y con todo su amor redentor, en el pan y en el vino de la Eucaristía y se da a quienes le buscan. Dice San Juan Crisóstomo que el Señor “se deja tocar, comer y abrazar por quienes lo desean”. Este derroche de amor nos hace exultar de gozo y darle infinitas gracias en nuestros hogares, en la iglesia y por la calle. ¡Gracias, Señor!

Seguir leyendo y descargar

 

 

En el Corpus los cristianos proclamamos, sin arrogancia, el amor hasta el límite del Señor por todos

corpus_2_web_29_05_16Pocas fiestas hay tan queridas y entrañables en el calendario para el pueblo cristiano como la de Corpus Christi, profundamente arraigada en todos los pueblos y ciudades de España. Es un día para adorar al Señor y confesar públicamente con los labios y el corazón la fe en Jesucristo, Hijo único de Dios, centro y clave de todo lo creado, raíz de nuestra esperanza, fundamento último para el edificio del mundo y de la sociedad, piedra angular de la Iglesia. El día de Corpus los cristianos celebramos la presencia real del Cuerpo de Cristo en la Eucaristía, recorremos las calles y las plazas de nuestros pueblos y ciudades adorando al Santísimo Sacramento del Altar, en el que está real y verdaderamente presente Cristo vivo, el «Amor de los amores» entregado por nosotros. Cristo vive para siempre y está realmente presente con toda su persona y su vida, con todo su misterio y con todo su amor redentor, en el pan y en el vino de la Eucaristía. Sigue leyendo

Te veo en el Encuentro Diocesano de Laicos

unnamed

Nos disponemos a vivir el ENCUENTRO DIOCESANO DE LAICOS. El sábado día 17, en el Colegio San José de las Esclavas del Sagrado corazón en Cádiz. Orientados por el Espíritu y para responder a la llamada de Dios y a su misión, comenzaremos el encuentro con una reflexión inicial sobre nosotros y nuestro lugar en la Iglesia, sobre el horizonte de nuestra presencia en la Iglesia y en el mundo en el momento presente, y compartiremos las aportaciones de toda diócesis (grupos parroquiales, movimientos, asociaciones y hermandades, etc.) para determinar mejor los campos de nuestra evangelización. Sigue leyendo

“Llamados a ser comunidad”

MI CARTA POR EL DÍA DEL CORPUS CHRISTI, QUE CELEBRAMOS EL PRÓXIMO DOMINGO 18 DE JUNIO

corpus_christi_1_07_06_15El día de Corpus celebra con toda solemnidad el Cuerpo de Cristo. La presencia sacramental de Cristo en la Eucaristía –el Santísimo Sacramento— es decisiva para la experiencia cristiana y para crecer en la fe, porque es representación de Cristo Vivo y Resucitado entre nosotros, pero, además, nuestro indispensable alimento. Sigue leyendo