Coincidiendo con la fiesta de San José celebramos cada año el DIA DEL SEMINARIO, una ocasión para dar gracias a Dios por los sacerdotes, para orar por las vocaciones sacerdotales y por su perseverancia en el camino exigente de la vocación, y para apoyar al seminario con afecto y cercanía, ayudando también a su mantenimiento material.

Son miles de sacerdotes quienes entregan sus vidas en el mundo, en muchas ocasiones de modo heroico, para estar a disposición de las necesidades más importantes de las personas. Mucha gente valora su actividad caritativa con los pobres –-nada desdeñable, por cierto—, o ciertas acciones sociales que tienen más visibilidad. Sin embargo, los sacerdotes mantienen una entrega constante a los más necesitados del alma, que somos todos, ofreciendo sentido de la vida, esperanza para vivir, fomentando la entrega al servicio y cientos de modos de vivir la caridad con el prójimo en sus familias, trabajos, empresas y relaciones sociales. Anuncian a Cristo, predican el evangelio, ofrecen la gracia en nombre de Dios, presiden las comunidades cristianas, impulsan la caridad y la evangelización. Ofrecen cada día la caridad más importante, que es la que se dirige al alma, por la que se decide volver a empezar cada día alejándose del mal, haciendo el bien y buscando la virtud.

Hay mucha tristeza en nuestra sociedad y muchas penas que los sacerdotes conocen en sus largas conversaciones en las horas de confesionario o de consejo en un despacho, o a la cabecera de tantos enfermos. Allí están ellos, los sacerdotes, con su afán de servir haciendo a la gente mejor.

Nuestra diócesis cuenta con veinte seminaristas distribuidos entre los dos seminarios diocesanos –el Seminario Conciliar de Cádiz, y el Seminario Misionero Redemptoris Mater—. Es un motivo de gran alegría y para dar gracias a Dios, pero, sin duda, es insuficiente. Necesitamos más sacerdotes, nuestra diócesis y el mundo, para fortalecer la vida cristiana y evangelizar, para que la Iglesia pueda vivir su misión. Jesús nos ha dicho: “Orad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies” (Mt 9,38), implicándonos a todos en obtener esta gracia que depende tan sólo de Él. Sin embargo, ha puesto mediaciones, es decir, a cada uno de nosotros, para anunciarle a Él, pero también para mostrar a todos la belleza del seguimiento de Cristo como discípulos y apóstoles. Son los padres, los docentes y catequistas, quienes han de ser altavoces de la llamada del Señor y cultivar una cultura vocacional, educando en la disponibilidad al servicio y a la entrega de la vida por amor, e iniciando la intimidad con Él. El sacerdote está llamado a entregarse por completo con la alegría de quien ha sido seducido por Cristo, y vivir entregado a los hermanos. «Enraizado profundamente en la verdad y en la caridad de Cristo, y animado por el deseo y el mandato de anunciar a todos su salvación, está llamado a establecer con todos los hombres relaciones de fraternidad, de servicio, de búsqueda común de la verdad, de promoción de la justicia y la paz» (PDV, n. 18). En el servicio discreto y silencioso, alejado de protagonismos, pero rico en experiencias y alegrías, los sacerdotes nos descubrimos unidos a quien no vino a ser servido, sino a servir, encontrando en ello la razón de nuestra vocación.

La jornada del Día del Seminario es un momento propicio para poner de manifiesto la solicitud de cada parroquia por el seminario y por las vocaciones sacerdotales. Mostremos nuestra cercanía con los seminaristas y sus formadores al servicio de una iglesia en camino, y nuestro interés por la vocación sacerdotal. Oremos mucho por ellos y confiemos en Dios para que sigua actuando y suscitando la entrega más generosa entre nuestros jóvenes. Y que vivamos el gozo del evangelio de tal modo que nuestro ejemplo pueda suscitar en muchos el seguimiento radical de Cristo.

TE INTERESA:

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s