MI MENSAJE AL COMIENZO DEL ADVIENTO

Comienza el tiempo de Adviento y nos recuerda que la Navidad es Dios que viene para estar con nosotros. Viene para estar con nosotros, en cada una de nuestras situaciones; viene para vivir entre nosotros, a vivir con nosotros y en nosotros; viene a reconciliarnos con Él y entre nosotros y a superar las distancias que nos dividen y separan.

El Adviento invita a los creyentes a tomar conciencia de una gran verdad, que «Dios viene«. Se trata de una acción que se realiza siempre: está ocurriendo, ocurre ahora y ocurrirá también en el futuro. En todo momento «Dios viene«.

Despierta, pues, y recuerda que Dios viene hoy, ni ayer, ni mañana, sino ahora. El nunca deja de pensar en nosotros y, respetando totalmente nuestra libertad, desea encontrarse con cada uno y visitarnos; quiere venir, vivir en medio de nosotros, permanecer en nosotros. Viene porque desea liberarnos del mal y de la muerte, de todo lo que impide nuestra verdadera felicidad, Dios viene a salvarnos.

Si los cristianos actuamos coherentemente debemos ayudar a la humanidad a salir al encuentro del Señor que viene. Esto es lo más necesario, pues el nihilismo contemporáneo acaba con la esperanza del corazón del hombre, y le induce a pensar que dentro de él y en torno a él reina la nada: nada antes del nacimiento y nada después de la muerte. De este modo, se nos priva de de la profundidad de la vida y todas las cosas se oscurecen, privadas de su valor simbólico, como si no solo existiese lo material.

El Señor, sin embargo, nos concede un nuevo tiempo a la humanidad para que todos puedan llegar a conocerlo. En efecto, Dios nos ama y precisamente por eso quiere que volvamos a él, que abramos nuestro corazón a su amor y que recordemos que somos sus hijos. 

El hombre es un ser que espera, pero ciertamente hay formas distintas de esperar. La espera puede ser insoportable si después de todo no hay nada. Nuestro corazón anhela vivir en esperanza porque estamos hechos para la vida eterna y bienaventurada. “El Dios que viene» nos invita a salir a su encuentro. Y la Iglesia grita “Ven, Señor”, porque quiere resistir al mal, a las seducciones de un mundo egoísta, y a los placeres que ofenden la dignidad humana y la condición de los pobres. La esperanza marca el camino de la humanidad, pero para los cristianos está animada por una certeza: el Señor está presente a lo largo de nuestra vida, nos acompaña y un día enjugará también nuestras lágrimas. Un día, no lejano, todo encontrará su cumplimiento en el reino de Dios, reino de justicia y de paz, y sigue ofreciéndonos el don de su amor y de su salvación.

La palabra «Adviento» expresa para nosotros su relación con Jesucristo: Jesús es el Rey que ha entrado en esta pobre tierra para visitar a todos y nos invita a participar en la fiesta de su venida. Dios está aquí, no se ha retirado del mundo, no nos ha dejado solos, y aunque no podamos verlo o tocarlo como sucede con las cosas sensibles, él está aquí y viene a visitarnos de muchas y variadas maneras. El Adviento nos invita a detenernos, en silencio, para captar una presencia. Jesús viene en la historia de la humanidad para tocar a la puerta de cada hombre de buena voluntad, para ofrecer a todos el don de la fraternidad, de la concordia y de la paz. Presente entre nosotros, nos habla de muchas maneras: en la Sagrada Escritura, en el año litúrgico, en los santos, en los acontecimientos de la vida cotidiana, en toda la creación. Si Él está presente, podemos seguir esperando incluso cuando los demás ya no pueden asegurarnos ningún apoyo, incluso cuando el presente está lleno de dificultades.

¡Aprovechemos el Adviento para percibir algo de su amor y para abrirnos a la presencia de Dios!

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s