La Eucaristía nos adentra en el acto oblativo de Jesús, que tiene un carácter social, porque en la comunión sacramental yo quedo unido al Señor como todos los demás que comulgan, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan. Él nos conforta con su gracia para crecer en corresponsabilidad pastoral.

La Eucaristía, renovando el sacrificio de la Cruz, nos hace capaces de vivir fielmente la comunión con Dios. He aquí la revelación del gran tesoro que nos ha dejado Dios para ser creído con humildad, celebrado con belleza y profundidad y vivido hasta las últimas consecuencias. Jesús junta en la unidad de su cuerpo a los que alimenta con un mismo pan: que por la fuerza de la Eucaristía nos lleve a la comunión de la Iglesia y, desde ella, arrastremos al mundo entero a la fraternidad. Nada tan fecundo como ser misioneros de la Eucaristía, servidores de esta alianza de amor, testigos de su fuerza transformadora.

En la grandeza de la Eucaristía el Señor nos hace salir también al encuentro de la realidad presente en el cuerpo y la sangre del Resucitado entre nosotros, por lo que la fiesta del Corpus nos trae la memoria del mandamiento nuevo del amor fraterno: “Amaos unos a otros”. La Iglesia vive permanentemente la urgencia de salir al encuentro del hombre herido, y lo hace impulsada por el amor de Cristo: “La caridad de Cristo nos urge” (2 Co 5,14). Jesús, en la Eucaristía nos contagia la caridad. La Eucaristía es fermento de solidaridad en el mundo. La Eucaristía no sólo es expresión de comunión en la vida de la Iglesia sino también proyecto de solidaridad para toda la humanidad. Nuestro mundo, herido por la pandemia y sus consecuencias, necesita este contagio de salud que salva y purifica, que cura las heridas.

Por esto Cáritas llama nuestra atención sobre las necesidades concretas de nuestros hermanos los pobres. Agradecemos el bien que hacen tantos misioneros de la caridad, especialmente a través de Cáritas, un servicio que establece lazos de comunicación y fomenta la solidaridad, haciendo brotar la fraternidad. La solidaridad de nuestros donantes y colaboradores nos ha permitido estar cerca de los desfavorecidos y más necesitados. Gracias de corazón. El Señor os lo premiará.

La emergencia social no ha desaparecido con la emergencia sanitaria. Cáritas –que somos todos nosotros como Iglesia— seguirá multiplicando su dedicación, sus proyectos y sus voluntarios, mientras Cristo- Eucaristía siga contagiando con su amor nuestros corazones. “Seamos la luz que el mundo necesita”, dice el lema de este año. Además de la ayuda material, Cáritas acoge, acompaña, escucha.  Se trata de una verdadera luz que ilumina las tinieblas del egoísmo humano. Es la luz que viene de Cristo y prende en el corazón de quien aprenden a amar al estilo de Cristo. El Señor es, además, nuestro huésped invisible que sigue llamando a nuestra puerta para entrar y que podamos comer juntos.

La Eucaristía crea a su alrededor como una gran escuela de paz donde se forman hombres y mujeres para que, en los diversos ámbitos de responsabilidad de la vida social, cultural y políticas, sean artesanos de diálogo y comunión. La participación en la Eucaristía es un impulso para un compromiso activo en la edificación de una sociedad más equitativa y fraterna. Por el amor mutuo y la atención a los necesitados se nos reconocerá como verdaderos discípulos de Cristo. Celebremos, pues, la Eucaristía profundamente conscientes de lo que hacemos. Cuando tomamos el Cuerpo de Dios, diciendo sí –“Amén”— nos comprometemos a ser fermento de paz, de solidaridad y de compromiso activo por una sociedad más equitativa y fraterna. Que nuestra vida refleje lo que celebramos en este sacramento.

TE INTERESA:

“Esto es mi cuerpo, entregado por vosotros”

Eucaristía: el pacto que ya nada podrá romper

#EvangelioDeHoy

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s