Es fundamental para la misión de los discípulos del Señor que oremos unidos, y más en momentos difíciles. El Papa Francisco nos invita a participar a toda la Iglesia en dos momentos de oración: «recitar el Padre Nuestro el próximo miércoles 25 de marzo al mediodía (…). En el día en que muchos cristianos recuerden el anuncio a la Virgen María de la Encarnación de la Palabra, que el Señor escuche la oración unánime de todos sus discípulos que se preparan para celebrar la victoria de Cristo resucitado. Con esta misma intención, el próximo viernes 27 de marzo, a las 6 de la tarde, presidiré un momento de oración en la Basílica de San Pedro, con la plaza vacía.” Unámonos a esta intercesión de forma espiritual a través de los medios de comunicación al alcance. Se impartirá la bendición Urbi et Orbi y aún a distancia se ganará la indulgencia plenaria.

Nunca en la Iglesia somos personas solas, independientes, francotiradores. Somos un Cuerpo unido que vibra desde el corazón de Cristo, con sus mismos sentimientos, amando al mundo hasta el extremo. El Espíritu Santo quiere nuestra colaboración a la que nos une en la oración del mismo Jesucristo que es siempre escuchada

La oración es la palanca discreta que, intercediendo ante Cristo, mueve el mundo. Aprendamos de los contemplativos a mirar al Señor, fijando los ojos en Aquel que inicia y completa nuestra fe (cf. He 12,2); y contemplemos el mundo y a cada hijo de Dios con la misma mirada de Dios, nuestro Padre.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s