Vivimos una oportunidad de verdadera conversión

Vivamos este tiempo como una oportunidad para la verdadera conversión , para volver a Dios de todo corazón y volcarse con los demás, para ser más solidarios. Tomemos una mirada de fe, esperanza y caridad sobre todo lo que acontece. Pongamos en Dios nuestras seguridades, porque su amor está por encima de todo. Renovemos nuestra percepción del valor del otro, las relaciones, la familia. Seamos muy generosos. Que la comunión en la Iglesia, Cuerpo de Cristo, brille renovada. Vivimos en una solidaridad interna de caridad, oración, entrega. Seamos creativos en el apostolado. Es momento de orar juntos, ofrecer el Ángelus, el rosario, por los más indefensos, los sanitarios, los ancianos, los enfermos, los pobres. Los monasterios de clausura de la diócesis ofrecen su adoración ante el Santísimo. Nos hemos educado viendo al Señor, que ha entregado su vida por nosotros y nuestra salvación. Debemos estar a la altura.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s