Disfrutad del verano, que es un regalo de Dios

Santa Misa en la Peregrinación a Lourdes con la Hospitalidad de Lourdes, voluntarios y enfermos. Un regalo del Señor.

Descanso no es sinónimo de vaciedad sino que debe ser un tiempo de aprovechamiento evangelizador. Vivamos el descanso como lo que es, un adelanto de lo que será nuestra vida eterna: centrados en lo esencial, disfrutaremos sin ansiedad de una novedad siempre mayor. Quien se deja llevar de la mano por el Maestro “a un lugar a parte a descansar” como los discípulos (cf. Mc 6, 30-34) descubre este nuevo horizonte. Entonces habitaremos y transformaremos nuestro ambiente de ocio en vez de que él nos transforme a nosotros vaciándonos y dejándonos más cansados de cómo empezamos. Con Cristo no hay stress post vacacional porque nuestro descanso se convierte en el tiempo para redescubrir el sentido precioso y lleno de valor de nuestra vida. Disfrutad del verano, que es un regalo de Dios.

Te dejo este texto para meditar:

Homilía de la Pascua del Enfermo 2018

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s