“Sin la resurrección vana sería la vida del hombre y de la humanidad”

¡Feliz Pascua!, queridos amigos, ¡Cristo ha resucitado! Cada día de esta Octava Pascual que culmina con el Domingo de la Divina Misericordia forma parte del Día grande, la Pascua, y es razón de felicitarnos con todo el gozo de sabernos tan amados por Dios. Deseo para todos vosotros que la alegría de la Pascua y la exuberante acción de gracias que provoca en nosotros llene vuestros corazones de esperanza para vivir la vida con el gozo de Dios que estimula la entrega más noble y generosa. La gran noticia para el mundo es que Jesucristo, verdadero hombre y verdadero Dios, ha resucitado. Este acontecimiento único marca la historia de la humanidad, puesto que la renueva por dentro. Desde ahora es una nueva creación. También hoy sigue siendo la mejor noticia. Sin la resurrección vana sería la vida del hombre de la humanidad. En el siglo XXI los cristianos, testigos de este hecho, lo proclamamos al mundo. El Señor Jesús está vivo y reina glorioso para siempre por su victoria sobre el pecado y sobre la muerte. ¡Alegrémonos porque Cristo ha resucitado!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s