Cristo se hace nuestro, para que nos hagamos conformes a su imagen

obispo_merced_botafuegos_1_24_09_18-1024x923

Celebración en la Cárcel de Botafuegos de la festividad de Nuestra Señora de la Merced

Cuando seguimos a Cristo con fe, nuestro amor para con Él se vive como un intercambio, pero Su amor hacia nosotros supera al nuestro. Porque Él nos amó primero (1 Jn 4,19) y, con el ejemplo de amor que nos dio, se ha hecho para nosotros como un sello. Por el hecho de amarlo como Él nos ha amado nos hacemos parecidos a Jesús en muchas cosas, conformes a su imagen, abandonando esa imagen de hombre terreno que nos proporciona el mundo y sus intereses, para mostrar otra cara, la imagen del hombre celestial, la imagen que muestran los santos. Por esto nos dice: Grábame como un sello en tu corazón (Cantar de los Cantares 8, 6). Es como si dijera: “Ámame, como yo te amo. Tenme en tu pensamiento, en tu recuerdo, en tu deseo, en tu vida”. Su vida y su ejemplo no sólo es admirable, pues nos ha dejado un ejemplo para que sigamos sus huellas, sino que llega a hacerse nuestro.  Sigue el Cantar de los Cantares:

Porque es fuerte el amor como la muerte,
es cruel la pasión como el abismo.
Es centella de fuego, llamarada divina…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s