Debemos mostrar al mundo los beneficios de la gracia de la salvación que nos da Jesucristo

31509972_2367276396631883_2314639939754524672_oEn la  Carta Pastoral que he escrito al inicio de este curso 2018-2019, he querido recordar nuestras metas y las propuestas más interesantes para trabajar, no sin antes dar gracias a Dios por el Jubileo Diocesano que acabamos de clausurar, pues nos ha hecho experimentar una fuerte renovación interior que ha fortalecido nuestra fe y los vínculos de comunión eclesial, lo cual redundará en una vida cristiana mas viva y entusiasta y en una misión evangelizadora más eficaz y testimonial. Hemos recibido un nuevo aliento del Espíritu Santo para renovar nuestra pertenencia a la Iglesia con sentido de comunión, renovando en nosotros la llamada del Señor a una vida nueva y santa, a una conversión que acrecienta en los fieles las virtudes sobrenaturales de la fe, la esperanza y la caridad. La comunión con el Señor es la fuente y el dinamismo para la comunión con nuestros hermanos.

Al afrontar los trabajos pastorales de este curso hemos de recordar que el problema prioritario de la Iglesia sigue siendo transmitir la fe a las nuevas generaciones. Son muchas, sin duda, las dificultades, pero el mundo se sigue preguntando sobre la verdad que predicamos, sobre el valor de la fe, si el evangelio colma los anhelos del corazón –hoy fuertemente desesperanzado y desgarrado—, si es ésta la respuesta deseada a tantos interrogantes abiertos y al desconcierto generalizado de la sociedad, si es válida la doctrina y la vida moral que propone el Señor, pues cada persona busca respuestas sobre la verdad de su existencia y su destino.

Es necesario, por consiguiente, mostrar a Cristo, vivir la fe con coherencia y sentido de pertenencia a la Iglesia, dar una respuesta adecuada sobre ella y facilitar el encuentro con el Señor, ofreciendo en primer lugar un decidido primer anuncio para facilitar un posterior crecimiento en la fe que muestre a todos razonablemente los beneficios de la gracia de la salvación que nos da Jesucristo y su redención.

Os invito a leer mi carta pastoral. Está en las parroquias y en la página web de la diócesis, y te la dejo en este enlace. Caminemos juntos en la Iglesia para ofrecer al mundo, con nuestros pequeños medios, la alegría que no pasa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s