Oremos por Nicaragua: “la fuerza de Dios se realiza en la debilidad”

A veces defender un criterio cristiano dentro de la política, la educación, la empresa parece fuera de lugar. Para algunos parece que todo se complica y que es muy difícil. Hablo también de los padres, responsables de la educación de sus hijos. Parece como que en muchos lugares evangelizados nos ha entrado como la apatía ante las palabras de Cristo. Otros hablan de cristofobia, lo cual adquiere connotaciones de ataque frontal, de persecución: no se puede hablar de Cristo, hay que ocultar la imagen de Cristo, quitar las cruces de la vista. Pero, ¿y nosotros, los creyentes?

Realmente, dentro de nuestra Iglesia universal (por eso es Católica), deberíamos de mirar a tantos hermanos nuestros que viven tantas dificultades durante momentos tan prolongados. Cuántos lugares de China, África, América, donde hay tantos cristianos perseguidos que dan valerosamente testimonio de su amor a Cristo y a los demás. Y cuando miremos la debilidad, es bueno recordar, mirando la Cruz Gloriosa del Señor, las palabras de San Pablo: “la fuerza (de Dios) se realiza en la debilidad.” (2 Cor, 12, 8s). Rezamos en especial por la Iglesia en Nicaragua y por su ayuda inestimable en esta dura crisis. Damos gracias a Dios. Le pedimos que el ejemplo de tantos hermanos nos haga, en entornos más halagüeños, levantarnos de nuestra apatía, de nuestras quejas inútiles y de una pereza que muy a menudo nos instala en la mediocridad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s