DhhrhEkXkAYIT67

Celebrar el Vía Crucis Solemne  en el Año Jubilar de esta Diócesis de Cádiz y Ceuta ha sido un tiempo de gracia en el que el que los fieles han mostrado su fervor, su devoción y su ánimo de ser apóstoles y evangelizar. Dios se ha hecho visible a través de una delicada belleza, mostrándonos su amor: “Dios es amor”. Se dejó atravesar por la lanza derramando para nosotros la sangre y el agua que nos dan la vida. Descubrir el amor infinito de Cristo es la respuesta concreta a nuestra sociedad, involucrada en un proceso sutil y prepotente de secularización y de ateísmo. «El costado traspasado del Redentor es la fuente a la que… debemos recurrir para alcanzar el verdadero conocimiento de Jesucristo y experimentar más a fondo su amor» BENEDICTO XVI. En este conocimiento descubrimos la escuela de amor de Dios, a través de su humanidad, de Jesús, el Maestro, que valora lo interior y la intención íntima, más que lo puramente exterior; que acepta y valora el sentimiento y los afectos; que enseña el amor generoso y educa el corazón en la humildad -contra todo orgullo y soberbia-, que habla a los hombres de hoy ayudándonos a vencer la superficialidad, la hipocresía o la violencia. Su propuesta de espiritualidad implica toda la existencia humana, más allá del sentimiento. Demos gracias a Dios porque a través de sus misterios mostrados y rezados con belleza en este fin de semana, nos cautiva con su amor y nos lleva por la vía santa de la caridad.

Te puede interesar:

«Cádiz vivió en sus calles la fiesta de la fe», en la Web del Obispado

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s