“No de palabra y de boca, sino de verdad y con obras”

Este domingo celebramos el Día de la Iglesia Diocesana. Esta familia donde cada uno tiene su puesto hace un servicio inigualable manifestando a las distintas personas –como se ve en tantas campañas que emprendemos a favor de los pobres, misiones, etc. — que nos hemos propuesto amar “no de palabra y de boca, sino de verdad y con obras”, como nos recuerda San Juan. ¿A que se dedican los recursos de la Iglesia?

Desde el año 2007, por la modificación en el Sistema de Asignación Tributaria que se firmó entre el Estado Español, la Iglesia española presenta la Memoria de Actividades ante el Ministerio de Justicia. En esta Memoria se detalla una parte de la inmensa labor de la Iglesia, hecha por una auditora independiente de prestigio mundial, se constata que a Iglesia católica ofrece 47 millones de horas anuales de actividad pastoral; 6.298 centros para mitigar la pobreza; 230.000 bautizos y más de 240.000 primeras comuniones; 13.000 misioneros en 129 países de los 5 continentes; más de 211.000 personas acompañadas en hospitales. La actividad celebrativa (bodas, comuniones y bautizos) supone un impacto socio económico de casi 5.000 millones de euros en el Producto Interior Bruto (PIB) de España y la creación de 62.382 empleos totales generados, según un estudio de la consultora KPMG. Dentro de las actividades asistenciales de la Iglesia se incluyen sus acciones de promoción del empleo, de lucha frente a la pobreza, contra la violencia de género, su trabajo con los inmigrantes, con la infancia y los jóvenes. “La Iglesia devuelve a la sociedad en materia asistencial casi tres veces más de lo que recibe”. El dinero que ingresa la Iglesia a través de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), junto a la aportación de los fieles, permite el sostenimiento de las actividades de las más de 23.000 parroquias que existen en las 70 diócesis españolas. En ellas se celebran 9,5 millones de eucaristías al año a las que asisten más de 10 millones de personas. Esto supone el 0,47 por ciento del PIB.

Concretamente nuestra diócesis sirve a los fieles en 115 parroquias atendidas por 151 sacerdotes, en las que voluntariamente trabajan 1.700 catequistas. Se han realizado el año pasado 4.563 bautizos y 5.660 primeras comuniones; 1.362 confirmaciones y 1.079 matrimonios. Son incontables las reuniones, catecumenados, acciones caritativas, momentos de convivencia que se realizan en ellas. En la línea de la nueva evangelización estamos desarrollando iniciativas pioneras, como la Escuela de Evangelizadores, Escuelas de Discipulado para adultos y jóvenes; métodos de nueva evangelización, como Cursos Alfa, Cenáculos, Oratorios infantiles, Proyecto Centinelas, Lifeteen, etc. Hemos de ser solidarios y apoyar con nuestros bienes la actividad de la Iglesia, que, por otra parte, tiene tanta repercusión social. “Cuanto hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mi me lo hicisteis” (Mt 25,40).  Por la nueva “Ley de Mecenazgo”, a partir del 1 de enero, por el régimen de desgravaciones y donativos, un donativo, por ejemplo, de 150€ desgrava 112’5€. Así, quizás, podemos aportar más y que se beneficien muchos. En efecto, “Somos una gran familia CONTIGO”, como dice el lema de esta campaña. Con tu ayuda la Iglesia –todos nosotros—, podemos cumplir la misión que nos ha confiado el Señor; y, sobre todo, vivamos unidos, en comunión de fe, esperanza y amor, como hermanos discípulos que siguen a Jesús mostrando el camino de la vida.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s