Cada decisión personal importa…

P1030115

Jesús quiere acompañarte en este verano, no lo dejes, para vivir siempre en esa tensión de amor en la que vive todo enamorado, y todo cristiano. Todos experimentamos la tentación de muchas formas. Pero Él nos enseña ante todo a diferenciar el bien del mal, y nos da su Espíritu para que tengamos la luz y la fuerza para ser fieles. Debemos pedir por tanto, el don de discernimiento y el don de consejo. Es difícil para nosotros ver la voluntad de Dios a través de la niebla de la contaminación del pensamiento dominante.

Pero de eso se trata, de no dejarse engañar, puesto que la lucha entre el bien y el mal se da en cada persona. (Hoy parece que solo nos fijamos en el mal que hay en las estructuras, y no en nuestras decisiones personales). Para ser fieles al Señor debemos hacer siempre examen de conciencia: cada día o, al menos, cuando nos confesamos,  pues es como la higiene del corazón que no quiere perder al Señor ni perderse. Cuando experimentamos la confesión de los pecados, meditamos el Evangelio y vivimos en la gracia de Dios, cuando pedimos consejo evangélico con sinceridad, el Espíritu nos guía mejor. Jesús mismo nos enseña que debemos pedir cada día al Padre: “No nos dejes caer en la tentación”, “líbranos del mal”.  Lo necesitamos para cuidar nuestra fe y avivar nuestra caridad. Digámosle hoy también: Padre, “hágase tu voluntad”, siempre tu voluntad, por encima de mi gusto o interés, dame la gracia de ser siempre fiel.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s