¿Responde acaso Dios a mi dolor, a la aflicción del mundo?

El_cristo_de_san_juan_de_la_cruz-2La Cruz… Esta es la palabra con que Dios responde al mal del mundo. Es una palabra de amor y de misericordia infinita, de perdón y de reconciliación. Jesús carga con el mal del mundo y con nuestros pecados en silencio, pero de forma muy elocuente. ¿Quien dice que Dios no habla, ni responde a nuestras aflicciones y dolores? He aquí su respuesta. Hace falta mucho silencio contemplativo, mucha oración y silencio interior, para escuchar su respuesta. La cruz de Jesús es el signo supremo del amor de Dios para cada hombre, la respuesta sobreabundante a la necesidad que tiene toda persona de ser amada, en medio de las vicisitudes de su historia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s