El reto del silencio, comenzar el año en verdad

New Year's Resolutions

Sobre todo al comenzar un año, seguro lleno de propósitos, ponemos a Dios en medio de ellos. San Anselmo, el gran filósofo medieval, comenzaba así su libro “Proslogion” acerca de la búsqueda de Dios:

Y ahora, hombre, huye por un momento de tus ocupaciones, despréndete un poco de tus pensamientos turbulentos. Ahora desecha tus agobiantes preocupaciones, pospón tus fatigosas actividades. Entrégate algo a Dios, y descansa algo en él. Entra en el refugio de tu espíritu, excluye todo excepto a Dios y lo que te ayude a buscarlo, y, cerrada la puerta, búscalo.

¿Quién de nosotros no tiene necesidad de parar y preguntarse por lo fundamental? ¿Y quién -si es sincero- no reconoce que entonces afloran las viejas preguntas acerca del sentido de la vida y de la muerte, del dolor y del amor, de Dios o de la nada? Preguntas que ya son compañeras del camino de la vida, viejas amigas o enemigas según aceptemos su reto o huyamos de él.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s