Los refugiados y el Corazón traspasado del Señor

francisco_lampedusa_getty_120913Los refugiados a los que el Santo Padre nos invita a acoger con solicitud ocupan un lugar privilegiado en el Corazón del Señor, un corazón crucificado, traspasado por amor a cada ser humano. Él es el que mejor conoce los deseos y esperanzas que traen estos hermanos nuestros, y también es Él quien más sufre sus penalidades y desgracias, que en muchos casos les han obligado a salir de sus países, les acompañan en su difícil llegada a nuestra tierra y siguen sufriendo aún después de muchos años de convivencia entre nosotros. Transmitámosles la alegría y el consuelo que encuentra el corazón al comprender que el valor de toda vida está en Su Amor. Él asegura la suprema dignidad de todo ser humano, a la vez que nos obliga a no mirar para otro lado. Démosles lo mejor que tenemos, la Buena Noticia del Amor de Dios manifestado en Cristo Jesús.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s